¿Cómo te pueden ayudar las redes sociales a encontrar trabajo?

redes sociales

Tras la inmensa revolución que supuso la llegada de Internet a nuestras vidas, se han venido produciendo una serie de fenómenos sociales basados en las redes sociales que costaría imaginar sólo años atrás. Uno de ellos ha sido sin duda la conexión personal a través de estas redes (Facebook y Twitter, principalmente): medio mundo ha decidido conectarse, creando sus perfiles e interactuando rápida y eficazmente a todos los niveles. Pero no sólo sujetos individuales han aprovechado el potencial gigantesco de estas redes para promocionarse o ampliar su número de miembros inscritos: empresas, asociaciones de toda índole, grupos musicales… las posibilidades de información y comunicación instantáneas las convierten en una herramienta única y especial.

Pero ¿De qué forma puedo utilizarlas para encontrar un empleo?

Existen muchas vías mediante las que uno puede llegar a conseguir este objetivo, que vamos a señalar someramente como buenas ideas a explorar:

-Ten en cuenta que, aparte de las masivas Facebook y Twitter, se han creado redes sociales específicas para poner en contacto a profesionales/empresas entre sí. Algunas de las más conocidas son redes como Linkedin, Xing o Viadeo. En ellas lo más importante es, aparte de crear un perfil/curriculum atractivo, fomentar y crear activamente una buena red de contactos.

-Hazte seguidor en Facebook y Twitter de aquellas empresas en las que te gustaría trabajar. Muestra interés y conocimiento por sus actividades, piensa en qué tipo de perfil profesional pueden estar necesitando o sería útil en su plantilla e intenta encajar dentro de él. Puedes ponerte en contacto con su departamento de Recursos Humanos, además de investigar sus webs oficiales de empresa: muchas cuentan con bolsas de empleo a las que poder inscribirse.

-Muchas empresas cuentan con personal dedicado a cazar buenos profesionales en diferentes áreas. Intenta ser realmente bueno en lo que haces, y dalo a conocer –humildemente– en esas redes. Hazte atractivo a sus ojos, por todo lo que podrías aportar a la empresa (hablar idiomas, diferentes capacidades profesionales, recursos propios…). Pide a clientes satisfechos con tu trabajo que dejen sus opiniones positivas en ellas, recomendando tus servicios a otros (esto puede tener un gran valor).

-Únete a webs de trabajo Freelance (Myntmarket, Fiverr, Elancer, Freelancer). En ellas puedes encontrar montones de empleadores interesados en aquello que puedes ofrecer (prácticamente de todo: traducciones, consejos profesionales, aprender idiomas, diseño gráfico… lo que se te ocurra). De esta manera, puedes conseguir establecer muy buenas redes profesionales a largo plazo (cuando satisfaces a un cliente, lo más probable es que deje de buscar a otros y recurra a tus servicios, aumentando a su vez tu reputación dentro del sitio web), y enlazar a tu perfil en ellas cuando te presentes a potenciales contratadores. Te animo a que explores concienzudamente estas opciones: parece que buena parte del trabajo 2.0 va a pasar por ellas.

-Si cuentas con un buen número de amigos en estas redes, puedes hacerles conocedores de que estás buscando trabajo. Si las relaciones con ellos son estrechas y bien cuidadas, no dudes que muchos querrán ayudarte e informarte (o hablar bien por ti) ante posibles oportunidades que surjan.

Estos son sólo algunos de los usos que puedes darles a las redes sociales para encontrar trabajo. Piensa que son aún un recurso relativamente novedoso, y que seguro que nos quedan muchas potencialidades y nuevas opciones por descubrir. ¡No dudes en empezar a tejer una buena red a tu alrededor!